Falsa influencer

Danni Sanders (Zoey Deutch), una joven, desesperada por amigos y fama, decide fingir un viaje a París para destacarse en las redes sociales y progresar en su trabajo, una importante revista on line donde ella es editora de fotografía. Sueña también con escribir, pero no logra avanzar en ese aspecto hasta que el azar se cruza en su camino. En su mentira del viaje a Paris, sube una foto trucada desde el Arco del Triunfo minutos antes de que ocurra un atentado terrorista. Lejos de confesar la verdad, aumenta la mentira y decide pasar de influencer de viajes a convertirse en una víctima del horror. Poco a poco la verdad quedará más lejos y una bola de nieve la convertirá en una figura pública.

La película es inteligente y tiene un giro en el tono que pasa de la comedia negra al drama con bastante seguridad. Apunta contra los peligros actuales de las redes sociales y lo hace con bastante precisión.  Pero la cultura de la cancelación, el progresismo fascista instalado en todos lados es algo que le pasa por el costado, aun cuando al comienzo parece que va a ironizar sobre eso. En las sátiras actuales hay temas que no van a tocar, no importa que en la vida cotidiana también sean un conflicto. A pesar de este detalle, la película es correcta.

Ver Fuente